Categorías

Los limpiaparabrisas garantizan la visibilidad, también en verano

02/05/2018· Taller

Sí, es cierto que sólo con las lluvias de invierno se presta atención al estado de los limpiaparabrisas, principalmente porque es cuando el conductor nota si funcionan correctamente o no, pero es importante mantenerlos en buen estado también en verano. Son un elemento fundamental para la seguridad.

Las visitas a la playa, excursiones con el coche, salidas nocturnas... se intensifican en esta época y aunque todos pretendemos aparcarlo en el mejor sitio y con zonas de sombra los árboles también nos pueden jugar una mala pasada. Las lunas del coche se llenan de manchas de polen, resina de árboles o secreciones de bichos. Hay que tener mucho cuidado con esto.

Y además, el calor y la exposición al sol dañan nuestro vehículo. Es necesario tener especial precaución con el estado de los limpiaparabrisas y las escobillas. En Diésel Inyección Milladoiro  podemos revisarlas, comprobar su correcto funcionamiento, limpiarlas o cambiarlas por unas nuevas. Nuestros profesionales cuentan con los equipos necesarios y la formación para llevar a cabo estas actuaciones con éxito. Sin dañar en ningún momento la luna y dejando en pleno funcionamiento los limpiaparabrisas de tu coche.

Además si nos consultas podrás realizar tu en casa varios trucos para que la luna de tu coche brille. Por ejemplo para eliminar las manchas de resina es necesario usar agua caliente a presión y actuar sobre ellas cuanto antes porque poco a poco se irán endureciendo.

Si las escobillas están duras hay que tener especial cuidado, no son capaces de limpiar la luna delantera de forma segura. Es necesario ser meticulosos con su mantenimiento y limpieza. Recomendamos lavar las escobillas con un poco de aceite para hidratarlas. Se trata de la parte más importante para la limpieza de la luna por eso debe presentar el mejor estado.

La recomendación: reemplazarlas una vez al año, o sino cuando el conductor detecte que están deterioradas, por ejemplo si hacen demasiado ruido... de esta forma garantizaremso buena visibilidad y no dañaremos la luna.

¿Que más debemos hacer? Es necesario mantener el líquido limpiacristales en un nivel óptimo, rellenarlo con productos profesionales y evitar usar agua con mucha cal para que no se obstruyan los eyectores.

Estudios determinan que los conductores no se fijan en las escobillas y no realizan las comprobaciones adecuadas para que se mantengan limpias. Ni las cambian con la frecuencia recomendada. Y aunque parezca que en verano son menos importantes, pueden salvarte al verte sorprendido por una tormenta.

Además con el sol el caucho, que es el material del que están fabricadas, se deteriora y pierde flexibilidad y capacidad para evacuar el agua. También la acumulación de agua por la cantidad de insectos o suciedad a eliminar impide su correcto funcionamiento.

Así que desde Diésel Inyección Milladoiro recomendamos: la limpieza habitual de las lunas del coche, limpieza de las boquillas de los eyectores con líquidos especiales (aunque en espacios más profesionales se usa la pistola de aire a presión) y lo más importante, cambiar las escobillas cuando sea necesario.