Expertos en catalizadores, turbo e inyección diésel

En Diésel Inyección Milladoiro trabajamos día a día con las técnicas más avanzadas en relación al cuidado de motores diésel. Nos avala la experiencia en el sector de todos nuestros profesionales, así como formar parte de la red de laboratorios oficiales Bosch Diesel Center, en donde trabajamos con la limpieza de catalizadores y filtro de partículas, así como con diferentes tratamientos del turbo diésel e inyectores.

Catalizadores

El catalizador es un dispositivo que forma parte del sistema de escape del coche y su principal función es la de reducir la contaminación producida al expulsar los gases de escape al exterior.

Gracias al catalizador, se disminuye la repercusión ambiental de las emisiones contaminantes producidas por los vehículos a motor, algo que cada vez es más importante debido a la contaminación existente en las grandes ciudades.

Este elemento se encuentra localizado entre el tubo de escape y el silencioso trasero de los automóviles que incorporan catalizador.

¿Cuándo puede fallar el catalizador?

Dependiendo del tipo de vehículo y de sus características podremos notar fallos de rendimiento en el motor, tanto a ralentí como durante la aceleración. Si esto sucede percibiremos falta de potencia y el motor se calará reiteradamente.

Este síntoma se produce por la obstrucción del catalizador y éste deberá de ser inspeccionado por profesionales como los que trabajamos en Diésel Inyección Milladoiro, donde elaboraremos un estudio personalizado sobre el estado del mismo.

Más información

Turbos

El turbo o turbocompresor es el sistema de sobrealimentación más popular entre los vehículos diésel y gasolina. Se denomina así al sistema de sobrealimentación que ayuda a comprimir el aire que circula hasta el motor, enviando así más oxígeno para mezclar con una mayor cantidad de carburante. De esta manera, al elevar la cantidad de combustión, se obtiene un aumento de potencia.

Los motores sobrealimentados por turbo suelen componerse de una turbina que gira gracias a los gases de escape. Al eje de la misma va fijado un compresor centrífugo que se encarga de coger el aire que viene del filtro y lo introduce a presión en los cilindros.

¿Avería en el turbo?

La mayoría de los problemas que sufre el turbo vienen dados por fallos de lubricación: exceso, defecto o mala calidad del aceite; o exceso de carbonilla que obstruye el turbo limitando su funcionamiento.

La forma de conducir de cada persona tiene mucho que decir sobre el estado y la vida útil del turbo de nuestro automóvil.

Más información

Inyección

El sistema de inyección proporciona carburante a alta presión al ciclo de compresión del motor. Al ponerse en contacto con el aire en elevadas temperaturas, se enciende provocando la combustión.

Este sistema consta de una bomba de desplazamiento capaz de inyectar distintas cantidades de combustible gracias a los émbolos que van unidos a cada inyector o cilindro del motor.

Los inyectores son electroválvulas con la capacidad de abrirse y cerrarse millones de veces con una reacción muy precisa al pulso eléctrico que los acciona, sin fugas ni escapes de carburante. Los inyectores se encargan de suministrar el combustible al conducto de admisión o a la cámara de precombustión.

Inyectores mecánicos o Common Rail

Los inyectores mecánicos fueron los habituales en los motores diésel hasta la llegada de los sistemas de inyección de conducto único o common-rail. Funcionan por medio de un sistema de alimentación encargado de controlar la cantidad y el momento de pulverizar el combustible de forma mecánica.

Más información