Equilibrado, calibración y geometría del turbo diésel

Rapidez, calor y presión. La fórmula perfecta para una avería.

Por ello en Diésel Inyección Milladoiro sabemos la importancia que tiene el proceso de equilibrado, comprobación, calibración y geometría del turbo que realizamos en nuestro laboratorio avalado por Bosch Diesel Center.

Test de fuga de aceite

Contamos con la maquinaria más avanzada para realizar los test de fuga de aceite de la manera más fiable.

Los retenes del turbo en mal estado son un clásico causante de la pérdida de aceite. Si su vehículo pierde aceite por este conducto se deberá a que el turbo ya está en el final de su vida útil o a que el aceite que usa es de muy mala calidad, lo que puede llevar a una reposición continua que acabará saliéndole más caro.

Equilibrado y calibrado del turbo

Se somete el turbo a una serie de pruebas específicas para analizar la situación. Al igual que un neumático nuevo necesita ser equilibrado al montarlo en una llanta, el turbo también necesita efectuar este proceso. El turbo diésel necesita tener un gran nivel de precisión en el equilibrado, que solo puede ser realizado por un especialista con equipos de alta precisión. El resultado de no equilibrar un turbo correctamente se traduce normalmente en ruidos (silbido) y/o la desaparición de la película de aceite en todo el conjunto, causando el fallo prematuro.

Instalación en la equilibradora del turbo

Se introduce el turbo en el interior de la equilibradora para continuar con el proceso. Realizamos prueba de dureza, según especificación OEM y con equipo certificado, a todas las ruedas compresoras que entran y salen de nuestro taller. Con esta prueba podemos diagnosticar y prevenir roturas durante funcionamiento y también asesorar sobre el estado del componente.

Equilibrado y verificación R.P.M.

Forma parte del proceso para continuar con la revisión del turbo, ya que a pleno rendimiento está girando a más de 200.000 r.p.m.; esto significa que la punta de sus álabes tiene una velocidad lineal cercana a la del sonido. Si a esto sumamos que funciona envuelto en las llamas del sistema de escape y ronda los 1.000 ºC, empezaremos a entender por qué una pieza tan pequeña (comparada con el resto del motor) puede superar fácilmente los 1.000€ como recambio.

Montaje del turbo

Se procede al montaje del turbo, para dejar casi finalizado el trabajo. Antes de ello, comprobaremos que los sistemas de toma/salida del motor y el intercooler están limpios y sin obstrucciones. Además, verificaremos que las bridas de toma y drenaje de aceite están limpias (extrayéndolas para limpiarlas si es preciso).

Calibración y geometría del turbo

Es el último paso para el proceso de equilibrado, comprobación, calibración y geometría del turbo. La calibración del turbo resulta ser muy importante y es necesario tener una calibración exhaustiva inherente al propio turbo ya que ello garantiza que se alcancen los niveles de emisiones, par, potencia, y consumo de combustible adecuados durante toda la vida del vehículo.